Menú Cerrar

Lanzamiento del ‘.ar’: Un nuevo punto de partida

Marcelo Funes, director de NIC Argentina

NIC Argentina abrió el pasado 15 de septiembre el registro de los dominios ‘.ar’ con el objetivo de ofrecer una mayor variedad de opciones para la comunidad y generar así nuevas alternativas versátiles y recordables. Para conocer más detalles sobre este lanzamiento, conversamos con Marcelo Funes, director de NIC Argentina. 

Marcelo es Licenciado en Informática, Magíster en Gestión de Servicios Tecnológicos y Telecomunicaciones, y cuenta con un diplomado en Smart Cities. Sus acciones y proyectos estuvieron siempre vinculados con la tecnología y la innovación en políticas públicas. 

En NIC Argentina, Marcelo no solo se encuentra a cargo de brindar un servicio eficiente a la administración del registro de dominios, sino también de facilitar el acceso a todos los argentinos y a todas las argentinas a una Internet segura y confiable para el desarrollo productivo del país.

—¿Se encuentran disponibles los dominios de nivel superior ‘.ar’?

—Sí, desde el 15 de septiembre se encuentran disponibles todos los dominios ‘.ar’. Esto es un paso fundamental para NIC Argentina y nos alegra mucho poder concretarlo en este contexto tan especial que el mundo está atravesando.

—¿Qué expectativas tienen para este lanzamiento?

—Los dominios ‘.ar’ tienen muchísimo potencial porque permiten generar nombres simples, atractivos y fáciles de recordar. Estos atributos son clave en un momento en el que todos estamos hiperconectados y saturados de información. A su vez, los verbos en infinitivo en español (terminados en ‘ar’) son un universo enorme para la creatividad de las marcas. 

—¿Tienen previsto hacer alguna campaña para promocionar esta novedad?

—Claro, ya estamos con la comunicación en marcha. Por un lado, queremos que quienes ya tienen dominios registrados sepan que cuentan con esta nueva opción. Y, por otro, vamos a ir a buscar a quienes aún no tienen dominios para que se entusiasmen con la posibilidad del ‘.ar’.

Nuestra estrategia es potente y segmentada. Queremos llegar con mensajes relevantes y con contenidos de valor para cada sector.

Además, para que esta campaña tenga éxito, queremos sumar a todos los actores del mundo de Internet. La sinergia y el trabajo colaborativo son clave para nosotros.

—¿Es un buen momento para la salida del ‘.ar’?

—Definitivamente es un buen momento. Nos propusimos brindar más y mejores herramientas para que las personas puedan encontrar en Internet una alternativa para sostener y hacer crecer sus proyectos.

Desde que empezó esta pandemia, NIC Argentina ha crecido de una manera exponencial. Miles de personas están registrando dominios por primera vez y nosotros estamos ahí para darles respuesta. Queremos ser una puerta amable para entrar a Internet, queremos ser protagonistas del desarrollo y la recuperación.

Por eso, decimos que el ‘.ar’ es un nuevo punto de partida.

—¿Cuáles son los indicadores de ese crecimiento?

—Hoy tenemos un 20% más de dominios registrados que un año atrás y, en los últimos tres meses, se registraron récords en cantidad de altas.

Estamos acompañando ese crecimiento con mejoras en el servicio, tanto a nivel técnico como en el área de soporte a usuarios.

—¿Qué otros proyectos tienen para este año?

—Estamos trabajando para que NIC Argentina sea un registro de excelencia centrado en facilitar el acceso de todas las personas a Internet en igualdad de condiciones.

Para lograr este objetivo, ya tenemos en marcha proyectos para mejorar la infraestructura, simplificar la experiencia de usuario, ampliar los canales de contacto, generar kits de contenidos para personas sin experiencia, mejorar el CSIRT NIC.AR, implementar campañas educativas y de concientización, desarrollar herramientas técnicas para el uso de la comunidad, y promover la digitalización de emprendedores y pequeñas empresas.

Como decía antes, una de nuestras prioridades es trabajar en conjunto con todos los sectores, tanto públicos como privados, para alcanzar las metas propuestas.

En otro orden, estamos trabajando fuertemente en el análisis de datos para la toma de decisiones.