Menú Cerrar

Pandemia y aceleración de la transformación digital: El rol de las políticas públicas

Montevideo, marzo de 2021- En las dos notas previas de la colección Pandemia y aceleración de la transformación digital se ha hablado, por un lado, acerca de una aceleración forzada por las circunstancias, en la cual la pandemia aceleró los procesos de transformación que ya estaban en marcha en los países de la región. Por el otro, se habló acerca del impacto desigual que tuvo el crecimiento digital en los rubros y en los países de Latinoamérica. En esta ocasión, el eje de esta tercera nota de la colección es el rol de las políticas públicas en este contexto.

Raúl Echeberría, Director Ejecutivo de ALAI, y los especialistas de la Secretaría Técnica eLAC-CEPAL observan que, frente a la crisis generada por la pandemia, los gobiernos de la región se han visto instados a adoptar diversas medidas respecto al uso de tecnologías digitales. 

Para Echeberría, “muchos países se han estrellado con un muro regulatorio y se han dado cuenta de que sus regulaciones no solo no son acordes a las necesidades que impone la pandemia, sino que tampoco son apropiadas para el desarrollo de la economía digital”. Un ejemplo es la revisión de las normativas que ponían obstáculos al teletrabajo, presentes en muchos países.

También se destacan las iniciativas destinadas a asegurar la asequibilidad y el acceso a Internet, tal como resalta eLAC-CEPAL: “Muchos países han instado a los operadores a prestar servicios de bajo costo y a no cortar la conectividad por falta de pago. También, han facilitado el acceso sin costo a ciertas aplicaciones o sitios web vinculados a proveer servicios de salud y educación”.

Paralelamente, los gobiernos de la región han desarrollado sus propias herramientas digitales para dar respuesta a la pandemia. Se trata principalmente de aplicaciones con diversas funcionalidades: dar información sanitaria, realizar autodiagnósticos, informar sobre cuarentenas e incluso solicitar citas médicas, según informa eLAC-CEPAL.

– La nota original fue publicada en el Reporte N°12 de LACTLD.